Etxean

Estreno categoría, etxean, donde tendrán cabida historias de casas o lugares donde una se siente en casa. Y serán muchas supongo, porque sentirse en casa es esa bonita sensación que experimentas cuando viajas y conocidos o desconocidos te abren las puertas de su casa con un buen refrigerio, un buen bocado y una buena conversación, como aquí o aquí; o cuando lees un buen libro; o cuando vuelves a casa después de muchos días de ruta veraniega y te espera una tortilla de patatas de tu madre. O simplemente cuando montas campamento durante seis días en un camping.

Qué tendrán los campings que nos hacen sentir como en casa. Mi casita de tela, lo llamaba de pequeña. Analizado en términos técnicos de envolvente térmica y acústica, o de calidad higrotérmica no tiene precisamente grandes ventajas: apenas dos capas de tejido de poliéster  con revestimiento de PU y piso de polietileno 120 g/m²- que al roce genera una importante carga electrostática, preparadas para aguantar 200 mm de agua/hora, pero sin aislamiento alguno. No siempre disponen de adecuadas aberturas enfrentadas de ventilación que ayuden a renovar el aire interior cargado de CO2, y me temo que el tratamiento exterior impermeabilizante contendrá COVs que confieren ese característico olor a nuevo y a plástico. El colchón hinchable está  lejos de ser un ejemplo de ergonomía y al punto de la mañana la primera claridad ya nos despierta.

P1120298

Y a pesar de ello, nos relajamos, descansamos, y añoramos las vacaciones en la tienda de campaña – bueno, añoramos las vacaciones en general. En realidad, la calidad de nuestro descanso tiene mucho que ver con el respeto de nuestros ritmos biológicos. Si respetamos el ritmo circadiano, es decir, el ritmo biológico que regula las funciones fisiológicas de nuestro cuerpo siguiendo un ciclo regular de 24 h, tendremos un descanso de más calidad. La luz del sol, una de las principales señales externas, varía desde el amanecer al anochecer despertando o inhibiendo numerosas funciones fisiológicas en el cerebro, que favorecen el descanso nocturno o el estado de actividad diurno.

Nuestro ritmo biológico natural puede verse afectado por agentes externos, como la luz o los cambios de temperatura, pero también por el contacto continuado con determinados dispositivos electrónicos que a través de la retroiluminación de las pantallas pueden alterar las señales biológicas que nuestro cuerpo necesita para regularse . Y en nuestra casita de tela, ni hay luz artificial, ni conexión a internet.

Así que será el sol, será la temperatura suave, será la brisa del mar, pero en mi casita de tela, me siento como en casa.

Para más formación e información, MBC22 – Iluminación

Artículos técnicos sobre cronobiología, aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s