Las redes wifi y los bebés

Ya sé que en realidad debería haber contado previamente en qué ha consistido nuestra primera experiencia de viaje interoceánico con Ione, pero el pasado viernes 14 de noviembre fue un viernes charlista de lo más completo y le quería hacer referencia, porque tiene mucho que ver con las actividades que realizamos.

P1130259Y hablo en plural porque tras la formación en mediciones de los factores de riesgo físicos, químicos y biológicos en viviendas que organizó el IEB entre octubre de 2014 y mayo de 2015, un grupo de 6 medidores hemos hecho grupo de trabajo en torno a algo tan sencillo y a la vez tan complejo como compartir gastos de inversión en la adquisición de aparatos de medición. Compartir gastos ha hecho que compartamos herramientas de trabajo, charlas, experiencias y muchas horas de dudas. Así que es un lujo contar con este grupo de profesionales cerca.

Pho22
Y el otoño, aunque haya llegado tarde, lo ha hecho cargado de actividades de difusión, como el Noviembre Ecológico, organizado por Ekologistak Martxan, de Estella (Navarra). Y tras el éxito de las dos primeras charlas, donde se expusieron tanto en euskera como castellano, los principales hitos de la contaminación electromagnética y de los diferentes factores que alteran nuestros hogares (euskaraz), el pasado 14 de noviembre nos tocó a mi compañera Marta y a mí. Y claro, juntar la importancia de darle voz a esta parte de la población sensible y de riesgo, como son embarazadas, bebés y niñas/os, con la importancia de espacios sanos, es para mí todo un lujo, un disfrute y auténtica vocación. Porque soy consciente como madre y como medidora de la importancia que supone habitar en casas que nos promuevan el bienestar, ausentes de tóxicos o radiaciones perjudiciales, pero también soy consciente de la cantidad de novedades que la puericultura nos trae (y el filón que eso supone) y el riesgo que puede conllevar si no se hace con responsabilidad e información. Eso sí, abandonando el sentimiento de culpa, que suficiente tenemos ya con la crianza y la conciliación.

Y es que titulaba este post como las redes wifi y los bebés, porque antes de llegar a Estella y hablar sobre “La protección de bebés y no nacidos frente a radiaciones y tóxicos…”, venía de participar con mi compañero Mikel en una exposición sobre los riesgos de las redes wifi en un centro docente como la Escuela Oficial de Idiomas en Pamplona. Toda una controversia entre dirección y docentes, que ha derivado en la exposición de los riesgos derivados por la instalación de un sistema de conexión a internet inhalámbrica en este centro. Tras repasar diversos estudios científicos sobre el tema, con la guía de la información elaborada por la doctora Magda Havas, la revisión de las consecuencias biológicas de la exposición y el planteamiento de alternativas viables, nos enteramos de que las aulas ya disponen de cable de red para la conexión a internet y que en realidad el alumnado no necesita conexión a internet durante las clases. En fin…

En definitiva, como todo, responsabilidad, información y sentido común. Apostemos por el uso razonable y respetuoso de la tecnología, y sigamos educandonos con el asombro, una herramienta maravillosa.

Más información también aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s