¿Somos población de riesgo?

Desde hace unos meses, el grupo de especialistas en mediciones de bioconstrucción del IEB hemos comenzado un blog donde compartir experiencias de medición, información sobre los distintos factores de riesgo físicos, químicos y biológicos que afectan a nuestras viviendas y centros de trabajo, y que sirva de punto de encuentro y difusión para una apuesta real y una medición y comprobación profesional de todo los factores que promueven o minan el bienestar en nuestros hogares.

40B226DC63A raíz del mismo, he escrito un post sobre qué significa ser población de riesgo, dónde encontrar esos mayores riesgos y por qué. Comparto los primeros párrafos:

Las actuales normativas que regulan parámetros máximos de concentración de sustancias tóxicas en el aire, o el nivel máximo de radiación –laxamente – permitido por las regulaciones actuales están pensados para la población adulta. ¿Nos encontramos todas y todos bajo las mismas condiciones de partida?

Las mediciones que realizamos conforme a la norma SBM 2015 son, como ya se vienen indicando, valores preventivos para zonas de descanso. La predisposición genética y el ambiente en el que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo son determinantes para alcanzar una mayor de sensibilidad a cualquiera de los factores de riesgo físicos, químicos o biológicos que analizamos.

Sin embargo, hay grupos específicos de personas más susceptibles a estas afecciones, y que tienen (tenemos) una mayor probabilidad a desarrollar una hipersensibilidad. Se trata de población más sensible ante la exposición a un agente tóxico, alterador biológico o radiación, y consecuentemente, los efectos sobre la salud sobre este grupo de población puede ser más relevante. Y en este grupo, la franja de edad tendrá mucho que ver con la mayor sensibilidad. El sistema nervioso central es más vulnerable en el período embrionario y fetal – más aún durante las primeras 9 semanas de gestación, cuando el tubo neural está en pleno proceso de desarrollo y su adecuada formación es la base para el propio desarrollo posterior del feto, y con consecuencias para un adecuado estado de salud en la edad infantil y adulta.

Para seguir leyendo:

https://baubiologers.wordpress.com/2015/06/18/somos-poblacion-de-riesgo/

Anuncios

Una respuesta a “¿Somos población de riesgo?

  1. Pingback: Síndrome del nido | Slow Green Homes·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s